24 jun. 2012

USO CORRECTO DEL ILUMINADOR


El iluminador, es un producto que esta de moda y lo usamos diariamente, es un producto que nos da un toque de luz y vitalidad al rostro, hace que nuestro maquillaje se vea natural.
Hay que tener en cuenta que los iluminadores son productos muy intensos y ricos en pigmentos, eso significa que con poca cantidad podemos conseguir muy buenos resultados. Si ponemos demasiado producto podemos estropear el maquillaje.
Es ideal que apliquemos el iluminador con luz natural, ya que la luz artificial puede hacer que apliquemos demasiado o nos pasemos de la raya, para esto aplicar poco producto e ir aplicando mas si veis que es necesario.
El iluminador es considerado por los maquilladores como una varita mágica ya que es muy fácil de emplear, lo único que debemos hacer es aplicar una pequeña cantidad del producto y difuminar con la yema del dedo o un pincel para sombras pequeño.
El iluminador se emplea para captar la luz en zonas que quedan sombreadas de forma natural.
Por esta razón podemos aplicar el iluminador sobre el lagrimal, en el centro de la barbilla.
Para ampliar la mirada iluminar el arco de la ceja, este efecto favorece a los ojos pequeños, o con signos de cansancio.
Al lado de las aletas de la nariz para eliminar sombras y estilizar la nariz. 
En la zona de las ojeras encima de los pómulos para estilizar más el rostro y focalizar la luz en ese punto.
Si lo extiendes sobre el contorno del labio superior o inferior, todo depende donde quieres dar volumen, difuminando con los dedos, tu boca se verá con más volumen.
En la barbilla así estilizamos el rostro.
Os recomiendo el iluminador de Yves Saint Laurent “Touche Éclat” que es el que uso yo, ya que se difumina bien, ilumina el rostro y el acabado es fabuloso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario